Clínica Podológica La Huella

estudios biomecánicos de la marcha

Se compone de una anamnesis o entrevista del paciente con el fin de valorar su historial clínico y conocer lesiones o patologías que debamos tener en cuenta, una exploración muscular y osteoarticular completa, un estudio posturológico y un análisis estático y dinámico de la huella plantar (plataforma barométrica de presiones, imágenes  y filmación de video).

Una vez realizado el estudio, se determina el tratamiento personalizado correspondiente (plantillas, ejercicios de potenciación muscular, estiramientos…).  Se van realizando revisiones programadas en las que se valora la efectividad del tratamiento y se realiza un análisis comparativo para observar la evolución.

Los estudios biomecánicos de la marcha se pueden realizar con el objetivo de prevenir lesiones o, una vez instaurada la patología/molestia, para encontrar su causa.

 

 

plantillas personalizadas

Si tras la realización del estudio biomecánico de la marcha, se determina que el tratamiento más adecuado para el paciente son los soportes plantares, nos dispondremos a la toma de moldes de los pies.
Para ello, en LA HUELLA, disponemos de un SCANN 3D que nos permite obtener unas mallas virtuales de los pies con una geometría más precisa que otros sistemas.
En base a estas mallas/moldes 3D, y con la ayuda de un software específico, se obtienen las plantillas mediante una fabricación robotizada. El material que generalmente solemos emplear para la confección del armazón de las plantillas es una aleación de FIBRA DE CARBONO Y POLIPROPILENO aunque disponemos de una amplia gama de materiales que varían en función de la patología o necesidades del paciente (plantillas para SKI, para zapato de tacón, plantillas confort, para la vida diaria…)

 
 

podología deportiva

Esta rama de la podología se centra, básicamente,  en mejorar el rendimiento del deportista y prevenir lesiones. El conjunto del estudio biomecánico y el gesto deportivo nos revelan cuales son los factores de riesgo para desarrollar una lesión, si los hubiera.

En el caso de padecer ya una lesión, enfocaremos el tratamiento en la recuperación y readaptación del paciente a la práctica deportiva, trabajando por lo general de forma multidisciplinar.

Igual de importante es el asesoramiento, por parte del podólogo, del calzado más adecuado, según la práctica deportiva de cada paciente.

 

 

podología pediátrica

Los pies infantiles van pasando por distintas etapas evolutivas hasta consolidarse en su posición final. Parte de los cartílagos aún no están osificados del todo, lo que nos permite, en la mayoría de los casos, realizar correcciones significativas.

En niños, lo esencial es  ir controlando que los distintos rangos, parámetros o alineaciones que valoramos a nivel de pies, rodillas, caderas y columna se mantengan dentro de la normalidad en cada etapa. De esa forma, lograremos detectar precozmente cualquier alteración y corregirla, ya sea a nivel podológico o multidisciplinar.

Las alteraciones mas comunes en niños son:

Pie plano infantil

Pie valgo

Enfermedad de Sever (dolor en los talones)

Papilomas (verrugas)

Uñas incarnadas

Marcha en equino (caminar de puntillas)

Marcha en aducción (caminar con los pies hacia dentro)

Alteraciones en la forma o posición de los dedos de los pies.

 
 

podología geriátrica

Con el paso de los años se van produciendo cambios en las uñas y la piel, que hay que cuidar. La grasa de la planta del pie va perdiendo capacidad de amortiguación, las uñas se engrosan, la piel puede estar deshidratada y las patologías de base pueden provocar que se produzcan más lesiones.

Por todo ello, es importante el cuidado de los pies en personas de edad avanzada. Con el uso de un buen calzado, plantillas o siliconas y valorando periódicamente el estado de las uñas y la piel, podemos mejorar la calidad de vida del paciente y favorecer su autonomía.

 

 

pie de riesgo

Son aquellos pies que presentan un elevado riesgo de padecer lesiones debido a determinados trastornos o enfermedades sistémicas (diabetes, neuropatías periféricas, vasculopatías, Charcot-marie-Tooth…)

 
 

quiropodología

Es el campo de la podología destinado, mediante diversas técnicas manuales, a la solución de alteraciones como la onicocriptosis (uñas incarnadas), hiperqueratosis (durezas y callos), helomas (ojos de pollo/gallo), papilomas (verrugas), onicomicosis (hongos en uñas), dermatomicosis (hongos en la piel), onicogrifosis (uñas engrosadas), hiperhidrosis (excesiva sudoración), bromhidrosis (mal olor)…entre otros.

Además, el/la podolog@, le aconsejará en todo lo necesario para un correcto cuidado de sus pies y dependiendo del caso, si fuese necesario, pautará el tratamiento farmacológico correspondiente.